Roser Bru hace Memoria en Galería AMS Marlborough

Como una mujer en “estado de pre-muerte” se define Roser Bru. Pero lo cierto es que, a sus 91 años, la artista nacional de origen catalán se encuentra impresionantemente activa, prolífica y desbordante como siempre. Inaugurada el 26 de abril y abierta al público hasta el 31 de mayo en la galería AMS Marlborough de Vitacura, la exposición Memoria cuenta con más de veinte pinturas inéditas, realizadas entre 2013 y 2014.

Siempre con su trazo grueso, firme y decidido, Bru (1923) en esta ocasión hace un repaso de los personajes que han influido en su vida y carrera artística y que han sido figuras preponderantes en obras anteriores, como Franz Kafka, Gabriela Mistral, Federico García Lorca, Virginia Woolf, Arthur Rimbaud y Frida Kahlo, además de pinturas en las que evidencia su larga vida en Chile –donde llegó junto a su familia en 1939 a bordo del Winnipeg–, con elementos como tazas de té o marraquetas.

Frida K, pensando en la muerte.
Frida K, pensando en la muerte.
Kafka, quizás esta letra me pertenezca.
Kafka, quizás esta letra me pertenezca.

Combinando técnicas junto con el acrílico sobre lino con el que trabaja, pegando fotografías y su ya clásica escritura con lápiz sobre sus obras, Memoria termina con la figura central de la mujer en estado permanente de pre-muerte, como momento definitorio del paso del tiempo y la memoria. En sus palabras, “la memoria es pasado persistente”.

Mujer en la premuerte.
Mujer en la pre-muerte.

No deja de sorprender que a su avanzada edad, y tras una dilatada trayectoria de más de cincuenta años, Roser Bru se mantenga incólume creando y realizando exposiciones como lo hace. Sólo en 2013 estuvo presente en cuatro muestras y fue merecedora de un premio Altazor, y la artista no da signos de encontrarse débil ni mucho menos pensar en el retiro.

Según contó a Revista Capital el año pasado, Bru pinta todos los días en su taller. Y esa constancia y persistencia se nota. No sólo logra crear obras en cantidades, sino que también todas y cada una de ellas retiene el mismo nivel de calidad que la caracteriza. Mientras algunos artistas llegado cierto punto en sus carreras y en sus vidas comienzan el camino de bajada, la catalana se mantiene firme en su mismo territorio.

Virginia Woolf, el cuarto propio.
Virginia Woolf, el cuarto propio.
Rimbaud, je est un autre.
Rimbaud, je est un autre.

Obras de Roser Bru se encuentran en los catálogos de importantes entidades, como el Museum of Modern Art y el Metropolitan Museum de Nueva York, el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro y el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile. Esta es una oportunidad para volver a maravillarse con su trabajo, en una exposición que revela sus obsesiones, su vida y su sentir actual, mirando al pasado desde el hoy, sin anquilosarse en los laureles. Y eso se aplaude y agradece.

Autorretrato, 2014.
Autorretrato, 2014.

Memoria, de Roser Bru
Del 26 de abril al 31 de mayo de 2014.

Galería AMS Marlborough
Nueva Costanera 3723, Vitacura.
Santiago de Chile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s