Primavera de la Juventud en GAM

Un grupo de nueve jóvenes artistas llega a la Sala de Artes Visuales del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) con la muestra Primavera de la Juventud, en la que se hacen eco -a través de sus obras- del rol de la juventud y los cambios sociales ocurridos entre los gobiernos de Eduardo Frei Montalva y Salvador Allende, entrelazados con la historia del edificio que le acoge, y que se encontrará abierta al público hasta el 9 de abril 23 de abril.

Todo comenzó con la feria de arte ArtStgo, organizada por Revista ED en GAM en agosto de 2016. En ella, un jurado -compuesto, entre otros, por Matías Allende, quien es curador de la actual exposición- eligió a un grupo heterogéneo de artistas para que se inspirase en el periodo comprendido entre la Marcha de la Patria Joven y la elección de Frei Montalva en 1964, la Reforma Universitaria de 1967 y la construcción del edificio de la UNCTAD III en 1972. Se trata de un periodo de la historia de Chile en la que, como mencionan en GAM, ni el curador ni los artistas escogidos (ni quien escribe) habían nacido.

Materia Dispuesta (detalle, 2017), de Isidora Villarino.

De esta forma, y tras una investigación, el grupo conformado por Caiozzama, Pitzi Cárdenas, Josefina Concha, Beatrice Di Girolamo, Vicente Matte, Matthew Neary, NETO, Isidora Villarino y Maite Zubizarret, creó piezas originales especialmente para Primavera de la Juventud, las que, desde las diferentes técnicas que cada uno cultiva, buscaban dialogar “con la creación de artistas que aportaron con sus trabajos al edificio de la UNCTAD III, como Nemesio Antúnez, Félix Maruenda y Manzanito; y también con el espíritu de la época”. Y es aquí donde esto comienza a decaer.

Las obras por si solas -en su mayoría- funcionan a la perfección y son dignas de artistas jóvenes con un gran futuro por delante. Algunas logran dialogar entre ellas; sin embargo, otras terminan por conformar un grupo en exceso ecléctico, tal vez, como si fuesen lunares entre la propuesta que las demás conforman.

Cabe destacar los trabajos de Caiozzama, Isidora Villarino, Neto y Pitzi Cárdenas.

Todas Íbamos a Ser Reinas (2017), de Caiozzama.

Caiozzama (Claudio Caiozzi) es uno de los artistas más innovadores del último tiempo en la escena chilena, llegando a ser destacado incluso por la Saatchi Gallery de Londres en sus redes sociales. Dueño de un talento para dar en el clavo con sus comentarios y críticas sociales usando imágenes pertenecientes a la cultura pop y a la contingencia, sus piezas de arte callejero se han convertido en las más fotografiadas y posteadas en redes sociales. Es, sin duda, el gran gancho de Primavera de la Juventud, y con justa razón. Su paste-up Todas Íbamos a Ser Reinas es la pieza que da la bienvenida al visitante, y en ella repasa la historia del edificio del GAM a través de montajes sobre la imagen de Gabriela Mistral, poetisa que da nombre al centro cultural pero que, salvo por una gigantografía en su fachada hacia la Alameda, rara vez se le encuentra. En su pieza, Caiozzama desmenuza los hitos del edificio a través de una Gabriela Mistral sonriente y multicolor junto a unos niños, dibujada en el estilo de los sesenta, rodeada por obreros que recurren a las estéticas soviéticas y de la Brigada Ramona Parra; le sigue una Gabriela Mistral sombría y con gesto adusto, vestida con la mítica capa de Pinochet, rodeada de explosiones, la figura de Richard Nixon, Salvador Allende con su rifle AK-47 y un águila estadounidense; para finalizar con una Gabriela Mistral risueña, vestida de pantalones cortos y guayabera, junto a bailarinas (como las que repletan las plazas del GAM al ritmo del K-pop), logos de las tiendas comerciales que se encuentran al interior del centro cultural y alusiones a sus piezas artísticas actuales. Un recorrido por la UNCTAD III, el edificio Diego Portales y el Centro Gabriela Mistral en tres concisos actos.

Isidora Villarino, por su parte, hace un extenso y preciso trabajo al dibujar distintas perspectivas de la arquitectura del edificio a lo largo del tiempo sobre múltiples y largas capas de poliéster que van superponiéndose una sobre otra a medida que avanzan. Mientras que NETO (Ricardo Lagos Miranda) crea una especie de Torre de Babel con cajones de frutas y monitores, en los que se vislumbran distintos símbolos. Y Pitzi Cárdenas repleta parte de un muro con 29 acuarelas y óleos sobre papel que conforman Salón de Honor, retratando la psique de distintos personajes.

Salón de Honor, de Pitzi Cárdenas.
Obra de NETO.

El gran pero tiene relación con el periodo histórico del que hacen eco, y cómo esto es realizado. Sin contar con que el mismo texto curatorial da aviso de esto al comentar que la muestra proviene de “una investigación colectiva [de] un periodo poco concurrido de nuestra historia nacional, ligándolo con un otro (sic) -tal vez en exceso- revisitado”, refiriéndose a los gobiernos de Frei Montalva y la Unidad Popular respectivamente, se intenta mezclar dos espacios sociales distantes uno del otro, a pesar de preceder uno inmediatamente al otro. Este amarre a la fuerza se percibe en la exposición, y es parte de sus puntos débiles… dejando de lado la obsesión del GAM con revisitar en cada instancia posible a la UNCTAD III.

Si esto lo combinamos a que no existe en sala un diálogo mediado para el visitante respecto a la historia que se estudió y con la que se trabajó para generar el proyecto de Primavera de la Juventud, el naufragio es mayor. Salvo por las obras de Caiozzama, los incontables estudios a las chimeneas de Félix Maruenda y los dibujos arquitectónicos de Isidora Villarino, poco del periodo histórico se puede palpar, o de cómo fue que los artistas lo simbolizaron en sus creaciones. El GAM se hace llamar “centro de las personas, las culturas y las artes”, pero se olvida de “las personas” sin una mediación.

Los Noctámbulos, de Vicente Matte.

Primavera de la Juventud, curada por Matías Allende y coordinada por Nicole Andreu, es apoyada por la Cámara Chilena de la Construcción, patrocinada por la UNESCO, y organizada por Revista ED junto a GAM y la productora Kráneo. La muestra también contempla un conversatorio sobre la UNCTAD III y dos acciones (una invitación al público a bailar dentro de la sala, y una performance en la que se tejerán a crochet una bandera chilena junto a una bandera colombiana).

Primavera de la Juventud, de varios artistas
Del 10 de marzo al 9 de abril 23 de abril de 2017.

Centro Cultural Gabriela Mistral – GAM
Alameda 227, Santiago.
De martes a viernes, de 10 a 21hrs; sábado y domingo, de 11 a 21hrs.
Entrada liberada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s