Entrevista a Chiara Mambro de Sinopsis Australis

A partir del próximo 10 de febrero comienzan las postulaciones para el sistema de residencias artísticas en Italia para el 2017 organizado por Sinopsis Australis, programa de gestión cultural fundado en 2011. El programa está orientado tanto a artistas como a profesores de arte chilenos que deseen vivir esta experiencia en el país europeo, y han participado de él alrededor de 50 artistas desde sus inicios.

Este año hemos podido conocer parte de los proyectos de Sinopsis Australis a través de las exposiciones de las italianas Nerina Toci y Pamela Pintus (artista que participó de una residencia en Valparaíso en 2014 como parte de este programa) en el Instituto Italiano de Cultura en Santiago. Conversamos con la directora de Sinopsis Australis, la productora italiana Chiara Mambro, para conocer más acerca de su trabajo y de su sistema de residencias artísticas.

—¿Cómo nace Sinopsis Australis?

—Sinopsis Australis nace en Valparaíso en 2011, de la experiencia de Mano de Monja [hostal abierta a los artistas], cuando tomamos esta casona en el Cerro Monjas, y empezamos a trabajar con artistas. Yo hasta entonces no había trabajado con artistas, trabajaba en logística, organización de eventos, en cosas nada que ver. Pero llegué allá y encontré tan lindo el arte chileno de estos jóvenes que tenían ganas, que tenían mensajes, tenían cosas que decir, que me enamoré. Cuando uno de un país llega a otro, ve algo tan estupendo de comunicar que quiere llevarlo a su propio país. Uno se hace embajador, de una cierta forma. Entonces, el primer ejercicio que hice fue traerme unas fotos de la Caleta Portales, unas fotos muy noir que retrataban los peces muertos, los lobos marinos… todo el desecho de la Caleta Portales, que al igual que Valparaíso, representa todo lo que es una vida de puerto, que está hecha de muerte también. Las llevé a Roma, en un bolichito, y fue un éxito. De ahí empezó a surgirme la idea de empezar a hacer estos intercambios, de hacer conocer a artistas italianos que, por la falta de fondos públicos, por el hecho que allá también hay un elitismo súper fuerte, están hartos, deprimidos en sí mismos. Que de repente están muy o demasiado pegados a la parte estética y no al mensaje en sí mismo, al revés de lo que de repente podría pasar acá: muchos se tiran en el mensaje político de una obra y no cuidan la estética. Entonces, este intercambio podría ayudar a ambos. Y lo otro es que, hasta ahora con todos los artistas que he tenido, con los que he trabajado, he tenido una amistad, se creó un lazo, por lo que yo también me vuelvo… casi todo: los acompaño, si van a Italia los acompaño, y lo mismo al revés acá. Soy su mentora, en casi todo. Como digo, yo no puedo definirme como curadora porque no lo soy, aunque después de cinco años ya puedo distinguir, por la experiencia, pero toda la parte de organización sí la manejo bien.

Chiara Mambro, directora de Sinopsis Australis, en Venecia por la Bienal. Foto: cortesía Sinopsis Australis.
Chiara Mambro, directora de Sinopsis Australis, en Venecia por la Bienal. Foto: cortesía Sinopsis Australis.

—Entonces, Sinopsis Australis funciona como un sistema de residencias…

—Sí.

—¿Cómo es el proceso ahí? ¿Cómo es desde que el artista postula hasta que se puede crear una exposición o el trabajo realizado a partir de la residencia?

—Hasta ahora, las postulaciones han llegado llamándome, no más. O sea, hasta ahora es de boca a boca, porque todos los artistas que han ido a hacer la residencia se han encontrado bien, siendo una cosa muy chica que manejo sola porque quiero manejarla sola, no quiero que se vuelva una industria, quiero que se mantenga la genuinidad. Entonces la manejo sola, ahora junto a dos personas que me apoyan en el programa de residencias. Me contactan así: me escriben, nos hablamos por teléfono, vemos si nace este feeling entre los dos, porque también hay que compartir mucho tiempo juntos y vamos siempre a lugares muy chicos, pueblos fuertes y profundos de Italia. Entonces primero hay que verificar que haya este feeling, que estén dispuestos. Yo le voy a explicar todo lo que le espera. Y si quieren postular, postulan a veinte días. Yo les entrego la carta de invitación, les hago ver los lugares donde pueden exponer, lo eligen… así parte el primer nexo entre nosotros, entre el artista que quiere ir a hacer la residencia y yo.

—Luego de eso, para cuando hacen los intercambios, de Italia a Chile y de Chile a Italia, ¿cómo es la experiencia por la que pasan los artistas?

—La primera cosa que yo hice fue un programa, y es un programa que se puede dirigir tanto a los artistas como a las personas que trabajan con arte, porque me ha pasado que de repente profesores de arte nunca han viajado a Europa… y es algo súper importante que un artista vea la cuna del arte mundial. Entonces el artista llega, se aloja… Yo vivo en un pueblo que se llama Bracciano [ciudad ubicada a 30Km de Roma], tiene un castillo antiguo, y yo le arriendo un lugar, un departamento que está cerca, para que estemos cerca y tenga una vida más tranquila. Porque Roma es mucho más cara, es más caro moverse y es todo más complicado, nadie te pesca. Al revés, en un pueblo uno puede ir a comprar, se puede desplazar de manera más cómoda, interactuar con la gente del lugar, yo estoy a cinco minutos y por cualquier cosa me pueden llamar. La cosa es entregarles autonomía, pero no dejarlos tanto solos, para que puedan elegir.

Chiara Mambro junto al artista nacional Antonio Becerro, en Sicilia. Foto: cortesía Sinopsis Australis.
Chiara Mambro junto al artista nacional Antonio Becerro en Sicilia, por su muestra La Sixtina de los Perros. Foto: cortesía Sinopsis Australis.

—Y esto es a partir de la experiencia que ellos viven, en el día a día. No es que vayan a relacionarse con una institución, es más una búsqueda personal…

O sea, esta es una parte antropológica de ponerse a sí mismo, de proyectar su chilenidad, en un lugar que no es el propio. Eso es la raíz de ser artista o no. Es un trabajo que yo veo que a cada uno le sirve, porque sino no se crea un lazo cultural, un lazo con la cultura del lugar. Después de esto yo les organizo unos dos días de historia del arte in situ. Bracciano queda a 40 minutos en tren de Roma. Esto se hace con una historiadora del arte. Ellos van, yo estoy ahí introduciéndolos, y van a visitar los museos, desde los Museos Vaticanos… esto también depende de la selección que quieran hacer ellos, si dirigirse a la historia del arte más antigua -si esto es así, vamos a ver los museos del Vaticano, todas las iglesias-, sino vamos al MACRO, que es el museo de arte contemporáneo, o vamos al MAXXI también, que es otro museo de arte contemporáneo. Vamos a hacer todo el recorrido distinto, dependiendo de lo que me dicen ellos. A eso yo le junto después otro curso pequeño de introducción a la fotografía italiana, que también sirve para cualquier tipo de artista, para cómo se entiende el tomar un lugar. Esto se hace en el estudio de una artista que todavía trabaja con el blanco y negro, que trabaja a mano, tiene el oficio de la fotografía, y ella está siempre en el corazón de Roma, en El Vaticano. Eso es la primera parte. Después, la otra parte es ir a visitar el reino contrastado del arte pobre italiano, que es Michelangelo Pistoletto. Pistoletto es un italiano que tiene reconocimiento internacional, estuvo en la Bienal de Cuba… Es viejo, pero a partir de una industria de lana en el norte, hizo una universidad de las ideas, que es todo un centro autogestionado suyo y logra sustentarse. Tiene residencias, hace actividades con artistas de todo el mundo, entonces es un lugar que hay que ver. Ver como la autogestión también se genera en Italia y cómo es su trabajo. Él desarrolló el doble infinito, que es un concepto súper lindo, entonces vamos allá y estamos un día. Hay que tomar tren, ir a ver otro escenario, entonces ahí la cabeza empieza a desarrollar otra cosa. Entonces tomamos el tren, vamos allá y volvemos, y a la vuelta los espera un curador. En un día, es algo súper rápido, empiezan a hablar y a desarrollar conceptos para la producción artística que tienen que hacer. De ahí tienen otros cuatro o cinco días para desarrollar, o si ya lo tienen listo, para armar las obras. Puede ser una, o si es fotógrafo pueden ser muchas más. Depende de la disciplina de cada uno. Después se produce esta obra y se va a exponer. De ahí viene toda la parte de inauguración, comunicado de prensa, se hace un flyer porque no se puede hacer un catálogo siendo una sola obra, pero hacemos algo que se pueda llevar él después a Chile. Es muy intenso como actividad, pero yo hasta ahora he encontrado que a todos los artistas que han ido les ha servido ene para su crecimiento.

—¿Esto a lo largo de cuánto tiempo es?

—Veinte días.

—Veinte días, entonces de verdad es muy muy intenso el proceso. Y los que vienen a Chile, ¿siguen el mismo proceso de los chilenos que van a Italia? ¿Cómo nace en ellos el interés de venir a Chile?

—Bueno, Sudamérica en Italia, y en el mundo del arte europeo en general, provoca mucho interés. Están todos mirando, y sobre todo Chile, ahora con la Bienal de Arquitectura de Venecia, cuyo director era un chileno, Alejandro Aravena, también por el Oscar de Historia de un Oso… entonces Chile está en la cresta de la ola, ahí siendo bien conocido. Y la mayoría me conoce y conocen el trabajo que estamos haciendo nosotros. Muchos me contactan a través de las galerías, de los lugares donde hago las inauguraciones allá en Italia con chilenos. Entonces, se ha creado un círculo. Pamela [Pintus, quien actualmente expone en el Instituto Italiano de Cultura a través de la producción de Sinopsis Australis], por ejemplo, había conocido a Nikolás Sato, que es el primer chileno que fue a hacer una residencia, y después vino ella. Ella había asistido a la inauguración de Nikolás, se habían apoyado… entonces también se crea un equipo a la distancia.

Chiara Mambro junto al artista nacional Carlos Vidal, en la inauguración de su exposición en Italia. Foto: cortesía Sinopsis Australis.
Chiara Mambro junto al artista nacional Carlos Vidal, en la inauguración de su exposición en Italia. Foto: cortesía Sinopsis Australis.

—Se van generando lazos no solamente contigo, sino que también entre los mismos artistas que participan y que se van conociendo a través de las inauguraciones, los proyectos…

—Sí. Eso pasó también con Carlos Vidal. En la expo que hicimos con Pamela Pintus nos ayudó él, con los bastidores… todo esto nos ayudó él a hacerlo, porque como artista sabe ya cómo armarlo. Entonces, entre ellos también se ayudan, hay un intercambio artístico entre ellos mismos. No todo tiene que pasar por la gestión de Sinopsis Australis. Yo apunto siempre a que sea algo súper personal y humano, porque desde el corazón después se desarrolla el arte, se desarrolla el pensamiento.

—¿Y cómo influye esto en el trabajo posterior o en la vida de los artistas? Porque vimos, por lo menos, en la exposición de Pamela Pintus que claro, más allá que ella hizo su residencia en 2014, la visita a Chile dejó su huella en ella y creó toda esta obra para El Oro No Se Oxida. En el caso de otros artistas, ¿cómo es que la experiencia de la residencia en Italia o en Chile cambia, no sé si su vida, pero sí su forma de acercarse al arte y al momento de crear?

—Bueno, muchos de ellos quieren volver, están todos que me escriben… De hecho, si ves la página seguro ves comentarios que dicen “¡Quiero volver! ¡Vamos por la segunda!”, porque es como que les quedara corta la experiencia. Y a nivel curricular, les queda mucho, porque haber expuesto y haber hecho una residencia en Italia, en un pueblo medieval y cerca de Roma, más encima, es súper importante. Les queda también en la visión. Carlos cambió su manera de entender el arte, de leerlo, tomándolo de una manera más ordenada, por ejemplo, leyendo más de obras medievales, estudiando más sobre el concepto de Luca Pacioli… Entonces, pueden profundizar todo lo que han vivido, toda esta enorme maleta de información que en veinte días los golpean, después llegan acá y lo desarrollan. Siguen teniendo con el Instituto Italiano de Cultura, por ejemplo, su lazo, que es también algo que yo hago. O sea, cuando un artista trabaja conmigo, no es que termine allá la residencia y después chao, no. Es como ingresar a un mundo, y después yo sigo acordándome de ellos, entonces los pongo en contacto con el Instituto Italiano de Cultura, o si hay algún lugar nuevo que haya conocido, puedo proponer sus trabajos. Entonces, por eso es importante la cuestión del feeling. Yo después me hago portavoz de la obra de ellos.

Chiara Mambro en el Instituto Italiano de Cultura en Santiago, por el cierre de los conversatorios Un Viaje a Italia Ida y Vuelta. Foto: cortesía Sinopsis Australis.
Chiara Mambro en el Instituto Italiano de Cultura en Santiago, por el cierre de los conversatorios Un Viaje a Italia Ida y Vuelta. Foto: cortesía Sinopsis Australis.

-—Y en el caso de los italianos que vienen a Chile, ellos vienen a hacer la residencia a Valparaíso, no?

—Sí.

—Y ahí, ¿cómo interactúan ellos con la ciudad de Valparaíso, que es muy conocida porque es Patrimonio de la Humanidad y toda la identidad que tiene? ¿Cómo lo hacen para impregnarse de eso?

—Nosotros estamos ligados a todo el mundo del arte porteño, entonces organizamos conversatorios con los artistas locales, con las galerías domésticas. Hay un circuito en Valparaíso que se llama CED, que son todas las galerías domésticas, además de Estudiom5. Los llevamos a través del Parque Cultural también, a través de curadores. Pamela, en su primera estancia, tuvo como crítico, a cargo de una escritura crítica, a Justo Pastor Mellado. Por nuestro conocimiento del territorio, él acogió su trabajo y lo llevó al Parque Cultural y quiso escribir. Entonces, todo esto pasa por sinergias. Bueno, Valparaíso es una ciudad porteña, artística al aire libre, entonces ya hacerles los recorridos típicos por los grafitis, por el Museo a Cielo Abierto, el Cerro Polanco, ya es una experiencia. Después se puede profundizar porque, encuentro yo, acá hay mucha más apertura a entender y saber la experiencia de los demás. Eso es un plus que tienen Chile y el Puerto, en este sentido. Todos están dispuestos a abrir sus talleres, a mostrar sus obras, a compartir una copa de vino hablando y compartiendo experiencias.

—Me contabas que también trabajas con la producción, con la producción de bienales, que trabajaste con Gonzalo Ilabaca… Cuéntame cómo fue eso.

—Sí, digamos que Sinopsis Australis también funciona, como un alter ego, no sólo con residencias, sino que también como servicios que entrego a instituciones que necesitan organizar algo o hacer la producción integral de alguna actividad. Entonces, entre todas estas, en Italia me ocupé de organizar una exposición en Castel dell’Ovo en Nápoles, que es un castillo gigante, con Gonzalo Ilabaca y Loro Coirón, que son los dos íconos del arte porteño en el extranjero. Lo que sirve de ver el arte extranjero es que permite cuestionarse a sí mismo. Si un gigante como Gonzalo Ilabaca tiene dudas sobre su arte y se replantea a sí mismo, significa que es algo bueno. Porque eso es, el crecimiento pasa por dudar de sí mismo. También en filosofía, siempre te dicen que para los mayores filósofos el mayor crecimiento interno pasa por ponerse en discusión de manera perenne, sino no hay crecimiento. La otra producción grande que hice fue la Bienal del Fin del Mundo (2015), que hasta los años anteriores se había hecho en Ushuaia, entre los glaciares. Ahora quisieron agrandarla y que fuera del Cono Sur, incluyendo a Valparaíso en este Cono Sur imaginario. Italia era país invitado de honor, y a mí me tocó la producción general de más de cincuenta artistas. Había artistas chinos, estaba un artista que ahora está en el MAC, Shay Frisch… Esa fue una producción muy importante. Después hice la producción, no tanto a nivel cultural, sino que más a nivel político, del documental sobre la muerte de Lumi Videla en la Embajada [de Italia en Chile]. Hice la producción de Tornquist y Biasi, también en el MAC. De hecho, aparezco en el Anilla Cultural traduciendo, en el video. En la Embajada de Argentina también hice una producción sobre el tango. Es trabajo de producción también, no siempre es sobre cultura y arte, pero tiene toda mi experiencia y experticia orientada en la gestión de eventos.

—¿Cómo ves tú, que has tenido contacto con artistas jóvenes chilenos e italianos, el arte chileno frente al arte italiano? ¿Qué concepción te provocan ambos, cómo se relacionan?

—Como te decía, a mí el arte chileno me encanta por esta carga de mensajes, semántica, que tienen, por esta sencillez. Lo que pienso yo es que las experiencias entre los dos pueden balancearse, complementarse. Algunos [artistas italianos] tienen demasiada estética y no se comprometen mucho, no se comprometen con temas políticos, hay muy pocos artistas… ahora empiezan a surgir, debido a la crisis. Estamos viviendo dos épocas económicas, también, distintas, y políticas. Porque Italia ahora está en crisis, estuvo en crisis y aún lo está, hay muy poca plata… hay coleccionistas, pero ahora no hay mucho interés por el arte. Cuando no hay plata, están todos ahí, metidos en el trabajo. Por otro lado, acá están viviendo un boom económico, hay crecimiento, hay dinero… entonces eso se puede complementar. Pero ustedes tienen una memoria súper reciente, que llega desde la dictadura. Entonces, en esto tienen todavía la humildad de poder enseñar, de poder mostrar. Y eso es complementario a los otros que, bueno, el arte italiano está sano y está vivo, y Roma sobre todo ahora -como se dice en Chile- la está llevando a nivel artístico… pero encontrar la humildad, el mensaje que viene de Chile, le sirve mucho. Y al revés, al arte chileno necesita la prolijidad de un arte desarrollado desde hace mucho más tiempo.

16444129_10211948153838128_1498112100_o

Si eres artista, profesor de arte, o bien te relacionas con esta área, te invitamos a postular al programa de residencias en Italia de Sinopsis Australis. Para más información, escribe a info@sinopsisaustralis.com o ingresa a sinopsisaustralis.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s