Wonderland de Truffa + Cabezas en MAVI

Bruna Truffa (Arica 1963) y Rodrigo Cabezas (Santiago, 1961) llevan más de veinte años trabajando como el colectivo Truffa + Cabezas, y unos varios más colaborando juntos antes de su formación. Además, ambos también han sabido llevar sus respectivas carreras en solitario. Una amalgama entre Truffa + Cabezas, Truffa y Cabezas es la que monta Wonderland en el Museo de Artes Visuales, hasta el 24 de agosto.

TC2

Love (2015), de Truffa + Cabezas.
Love (2015), de Truffa + Cabezas.

Más de 50 obras de mediano y gran formato llenan los pisos inferiores del MAVI en un ejercicio poco habitual para la dupla: exponer juntos… pero por separado. “Si siempre habíamos dejado en tinieblas quién hacía qué, ya no” comentó Cabezas a El Mercurio. Y eso resulta ser más que evidente a partir de Wonderland, en la que el trabajo realizado por ambos en el último año se diferencia bastante entre sí, pero logran crear en conjunto una armonía tanto temática como visual. Junto a esto, también se expone una selección de sus últimas obras en conjunto.

En línea con sus anteriores exhibiciones, Wonderland es un viaje y una ironía. Sin embargo, lejana a la denuncia y más cercana a la nostalgia. No resulta curioso que su nombre sea en inglés, como un guiño a la tierra de las maravillas que nos mostraba el cine y el consumo cultural que realizamos de material proveniente del país del norte. Y es aquí cuando ambos caminos se empiezan a bifurcar.

Jardín de las Delicias (2016), de Bruna Truffa.
Jardín de las Delicias (2016), de Bruna Truffa.
Detalle del tríptico Los Sueños de Teresa (2016), de Bruna Truffa.
Detalle del tríptico Los Sueños de Teresa (2016), de Bruna Truffa.

El viaje que nos propone Bruna Truffa es sensorial, es exótico, geográfico y cromático. En las 30 pinturas de Truffa, Premio Altazor a las Artes Visuales 2006, pasamos por los paisajes del arte oriental, con escenas llenas de tonalidades rosa y verde pastel, flores y pétalos, como por ambientes tropicales con animales, árboles y lagunas, y por el sur de Chile.

Sin embargo, estos viajes son vistos desde nuestra perspectiva, repletos de íconos que representan los cánones de la cultura occidental, desde Las Meninas de Velázquez al Sagrado Corazón. Hay una parte de nosotros en cada paraje puesto que somos nosotros mismos quienes creamos estas experiencias, es como viajar a través de la mente sin viajar físicamente. Es, además, un viaje melancólico: del tiempo, del pasado y del hogar.

Serie (2015), de Bruna Truffa. De izq. a der. Homeless, Home Sweet Home y Sadness.
Serie (2015), de Bruna Truffa. De izq. a der.: Homeless, Home Sweet Home y Sadness.
Serendepeti (2014), de Bruna Truffa.
Serendepeti (2014), de Bruna Truffa.

Lo sardónico de Wonderland se hace especialmente presente cuando llegamos al final del recorrido que nos propone Truffa, y nos encontramos con una serie de tres cuadros en los que los nombres de reconocidos estudios cinematográficos de Hollywood se hacen presentes dentro del paisaje sudamericano, como parte autóctona ya de su realidad. Pero finalmente ¿qué es la realidad sino sueño?

Políptico Fragmentos de un Paisaje Imaginado (2016), de Bruna Truffa.
Políptico Fragmentos de un Paisaje Imaginado (2016), de Bruna Truffa.
Serie (2016), de Bruna Truffa. De izq. a der.: Paramount, DreamWorks y Universal.
Serie (2016), de Bruna Truffa. De izq. a der.: Paramount, DreamWorks y Universal.

Mientras tanto, con Rodrigo Cabezas el viaje es psíquico. Trabajando con impresión láser sobre tela (con algunos retoques posteriores con acrílico), Cabezas se adentra en el inconsciente junto a sus reinterpretaciones de los test de manchas de Rorschach y Zulliger. No obstante la agudeza de su búsqueda, termina resultando tedioso ya que no logra sugerirnos algo más allá de la repetición continua de la misma fórmula.

Test de Rorschach Lámina 1 (2015), de Rodrigo Cabezas.
Test de Rorschach Lámina 1 (2015), de Rodrigo Cabezas.
Test de Zulliger (2015), de Rodrigo Cabezas.
Test de Zulliger (2015), de Rodrigo Cabezas.

Dentro de esta sociedad, uno de sus miembros –a mi juicio– palidece frente al otro.

Como parte de la selección de las obras del colectivo que ambos artistas conforman, se encuentran la obra Love, que abre la muestra, y el políptico WONDERLAND, creado a partir del abecedario que desarrollado para el libro Mitos de Chile de Sonia Montecino.

Al finalizar la exposición se publicarán dos libros, cada uno retratando la obra individual de cada artista, los que contarán con textos de César Gabler y Elisa Cárdenas. Las pinturas de Bruna Truffa se encuentran a la venta a través de Isabel Croxatto. Y tal como lo viene haciendo hace tiempo el MAVI, algunas obras de la muestra se encuentran traducidas al Braille, para que personas con discapacidad visual también puedan disfrutarlas.

TC3
WONDERLAND (2015), de Truffa + Cabezas.
TC4
Parte de WONDERLAND (2015), de Truffa + Cabezas.

Wonderland desnuda parte de nuestra sociedad y de nuestros deseos, así como también el trabajo colaborativo de la dupla Truffa + Cabezas. Es un viaje que vale la pena tomar, en especial aquel guiado por Bruna Truffa.

Wonderland, de Bruna Truffa y Rodrigo Cabezas
Del 15 de junio al 24 de agosto de 2016.

Museo de Artes Visuales – MAVI
José Victorino Lastarria 307, Plaza Mulato Gil de Castro.
Santiago.
De martes a domingo, de 11 a 19hrs (acceso hasta 30min antes del cierre).
Entrada general $1.000, estudiantes $500; entrada liberada a adultos sobre 60 años y niños menos de 10 años, y liberada los días domingo a todo público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s